Ya los pajarillos cantan, ya la luna se metió

IMG_20150217_170031

Mi hija ya cumplió un año. Dicen que es el más difícil. Estoy por comprobarlo. Para nosotros creo que fue muy sencillo. Aunque vivimos de todo un poco. Enojos, cansancio y todo eso que dicen que sucede sí sucede pero sospecho que a nosotros nos fue bien. Bere siguió con su trabajo y yo con la incertidumbre del freelanceo.
Como siempre, perdón por ser reiterativo, tenemos una gran familia y grandes amigos que nos han ayudado en todo. Y esto tengo que aclararlo porque sin ellos hubiera sido muy distinto. La crianza en comuna es lo mejor que nos ha pasado. Convivir con otros papás e intercambiar experiencias facilita las dudas típicas de ¿lo estoy haciendo bien?

***

Hay cierto pensamiento conservador con el que estoy de acuerdo. Por ejemplo, la idea que la mujer debe estar en casa. Esta idea la ajusto a cuando son mamás, por ejemplo, ya que el bebé a quien necesita es a ellas y no al papá. Así de simple. Esta idea es mejor cuando se aclara que la mujer no debe estar todo el tiempo en casa sino estar libre para convivir con su bebé. No hay nada más importante. No hay trabajo que pague ese tiempo. Ni casa ordenada que valga. Deberíamos exigir por lo menos seis meses de pago, no de incapacidad, por su trabajo a las mamás. ¿Será mucho pedir? ¿Cuántos diputados costaría?

***

En el caso de los papás, observando a mi hija, llegué a la conclusión de que ella en realidad no me necesita. No necesita al fulano que soy sino que necesita que alguien le cambie el pañal, le cante, camine con ella, la duerma y todo eso. Sospecho que soy yo el que necesito de ella. Esa oportunidad de crecer juntos. De hacer lo que hicieron por mí me sirve más a mí que a ella.

***

No creo que la paternidad nos cambie. Uno es como es, lo que sea que eso signifique, y lo más duro es que los hijos hacen lo que ven. Hacen lo que sus padres hacen. Comen lo mismo que uno, por ejemplo, y se me van las ganas de tomar coca cola. Yo dejé de fumar dos años antes de que ella llegara y sin saber que vendría. Solo dejé de fumar porque me parecía absurdo querer hacer ejercicio y cansarse tan rápido. Sí, he aprendido y conocido más a mi compañera al grado de preguntarme ¿por qué no hay educación sexual adecuada en México? No deshojamos margaritas al tener sexo pero sí. La lluvia nunca vuelve hacia arriba canta Pedro Guerra.

***

Necesito agradecer a todas las personas que han leído mis textos. A todos por sus correos y mensajes, me hacen sentir enorme. Ahora les pegunto si desean que escriba sobre algún tema en particular, algo que les sea útil. Ya que como verán suelo divagar.

IMG_20150217_143151

Author: Ovidio Rios

Soy papá desde febrero de 2014. Aprendiz, pues. Tengo la dicha de vivir esta experiencia al lado de Bere y rodeado de familia y amigos que nos ayudan todo el tiempo. Mi correo es ovidiorios@gmail.com y tengo una editorial acá http://www.faeditorial.com/

Share This Post On

2 Comments

  1. Yo sí quiero saber, ahora que me das la oportunidad… ¿por qué, o basándote en qué, crees tú que el bebé necesita a la mamá y no al papá? en realidad no voy a la respuesta obvia que es que ella tiene leche en sus pechos, si no, dejando eso de lado, mi punto es este ¿no crees tú que los afectos se educan? y que de alguna manera en ti puede caer la responsabilidad de educarla a relacionarse con los hombres en general.. por ejemplo? qué es ser hombre en el mundo? es igual que ser mujer? qué le dirías tú a ella con respecto a esto, por ejemplo, cuando llegue el momento de que se dé cuenta de que este es un mundo de hombres?
    El segundo año es crucial para muchas etapas del aprendizaje, el lenguaje siendo la principal. En un mundo en español es la introducción al género en los nombres y tú estás en el equipo contrario. ¿cuál es tu plan?

    Post a Reply
    • Hola, Cristina. Gracias por escribir. No es que sea respuesta obvia pero he observado que la relación que existe entre un bebé y su madre no se sustituye principalmente por la alimentación y por una cuestión hormonal, me refiero a la situación en que padre y madre están para apoyar. Si la madre no está estoy seguro (y lo he visto) que el papá puede con el paquete. Claro que los afectos se educan. De hecho yo le pedía a Bere que me dejara estar más tiempo con mi hija para que cuando ella no estuviera no fuera tan extraño. Por supuesto que en mí también recae la responsabilidad de educarla pero yo me refiero, aunque no con precisión, a esta etapa que hemos vivido. No al futuro. Y sí, esto parece ser un mundo de hombres pero me queda claro que es hasta que las mujeres lo permiten. Soy amigo de mujeres que tienen todo el control de su vida, contentas por ellas mismas. Y mi plan es estar con ella el mayor tiempo posible.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *