Renanciendo

Y la niña insegura, dolida, incapaz está ahí a flor de piel, queriendo tomar el control de ese cuerpo , de esa mente, de esa alma de nueve que está a punto de darse a luz a través del paso del alma de un verdadero bebé. Llora, grita, se desespera, se deja ver en todo su esplendor, se agarra de quién puede, llama a quienes la consienten, porque sabe que hoy es el día que va a morir y lo deja saber, lo expresa con palabras a toda voz.
Y sí, finalmente, se rinde a la batalla y muere, en una muerte trascendental y al palidecer esa niña renace en una mujer, entera, capaz , segura, decidida y todos los que estamos ahí la podemos ver, podemos ver su tamaño, su fuerza, sus ganas. Nos sorprende, la admiramos, la amamos más que nunca , pues nos recuerda nuestra propia capacidad de evolucionar , de ser extraordinarios, y de pronto, en ese mismo nacimiento, nace también su bebé, rodeada de amor y de luz. Bienvenidas mujeres ! Bienvenida familia! Gracias infinitas

Author: Iliana

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *